El Harén en Occidente · Inés Bengoa

info@inesbengoa.com | Teléfono de contacto: 606 15 43 21

Estás en: Castellano » Diario de una cuentera » El Harén en Occidente

Diario de una Cuentera

Anterior Siguiente
(0) 24/08/2014 11:53h

El Harén en Occidente

El Harén en Occidente

Cuando era niña, recuerdo mirar con curiosidad, y algo de lástima, a algunas mujeres. No entendía porqué se complicaban la existencia con esos tacones, bolsos, faldas,...tan incómodos y que les hacía parecer tan desvalidas. Entonces, me prometí a mí misma no llegar a ser una desvalida, cuando fuera mayor.
Resulta que acabo de leer El Harén en Occidente, de Fatema Mernissi, y sus planteamientos me han devuelto a la memoria aquella promesa de infancia que me hice, hace ya tanto tiempo. A primera vista, tengo la sensación de haber cumplido, aunque no he podido escapar a la tentación de "ponerme guapa" al modo standard, en ocasiones especiales: bodas y demás.
Pero sólo he cumplido, como ya he dicho, a primera vista, ya que la cuestión va mucho más allá de lo que parece una mera elección personal.

 

Mernissi inicia una labor de investigación sobre el significado que la palabra harén tiene para el hombre occidental (y se refiere al hombre, no a la mujer) y cual es su idea de harén, y el resultado es bastante espeluznante, a mi modo de ver. Ya desde los tiempos de la Ilustración el ideal de belleza femenina -instaurada por el hombre- eran mujeres pasivas, sumisas y desvalidas. De hecho, sólo el hombre pintaba -artística y metafóricamente hablando- ya que la mujer lo tenía prohibido, por lo tanto no podía expresar su visión sobre sí misma y el mundo que la rodeaba. Y es que la imagen es mensaje, y han sido muchos años de monopolio masculino.
Por otra parte, Immanuel Kant, filósofo de la Ilustración que, según Wikipedia, está "considerado como uno de los pensadores más influyentes de la Europa moderna y de la filosofía universal" promulgó ideas tales como que la belleza y la inteligencia en una mujer eran incompatibles. Todo intercambio de índole intelectual con las mujeres suponía, por tanto, un obstáculo para el placer erótico.
 
 

El baño turco

Una mira a su alrededor y se da cuenta de que los mass media son un continuo bombardeo de imágenes y mensajes diciéndonos cómo tenemos que ir vestidas, perfumadas, calzadas, maquilladas, para tener éxito como mujeres. Vivimos en una sociedad de bellezas prefabricadas, idealizadas,... por los hombres. Me horrorizo cada día que enciendo la televisión y me encuentro a mujeres que se estiran, se rellenan, se quitan, se ponen, se intentan meter en un zapato que no es el suyo y se mutilan y ultrajan sin compasión, dándonos a entender, al resto de mujeres, que lo que vale es el envoltorio y no lo que va dentro, el seso.
 

El harén occidental es mucho más sutil que el oriental, pero es igual de violento contra las mujeres. Si en oriente la mujer tiene vedado el espacio -su acceso a la arena pública- en occidente estamos controladas por el tiempo -renunciando, obligatoriamente, al envejecimiento y engorde natural. 
 
Todo esto me da que pensar sobre la importancia de lo que nos cuentan y de quién nos lo cuenta. Engullimos diariamente miles de mensajes, casi sin darnos cuenta, y son mensajes que tienen una estrategia bien definida: el control del poder.
 

Para terminar, me quedo con una pregunta que formula la autora: ¿ Qué clase de revolución tendremos que hacer para que los hombres acaben soñando con mujeres independientes y seguras de sí mismas como prototipo de belleza?

Título: El Harén en Occidente
Autor: Fatema Mernissi
Editorial: Espasa. Booket. Divulgación.
Año: 2006
Número de páginas: 251
 

  

 

Anterior Siguiente
Adultos, Literatura, Recomendación

Comentarios (0)

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios. Los comentarios serán revisados antes de su publicación. Tu email sólo será utilizado para informarte del estado de su comentario y no será publicado ni proporcionado a terceros.

Introduce el código de la imagen