¿Por qué dejamos de contar cuentos a niñas y niños? · Inés Bengoa

info@inesbengoa.com | Teléfono de contacto: 606 15 43 21

Estás en: Castellano » Diario de una cuentera » ¿Por qué dejamos de contar cuentos a niñas y niños?

Diario de una Cuentera

Anterior Siguiente
(0) 14/01/2015 19:48h

¿Por qué dejamos de contar cuentos a niñas y niños?

¿Por qué dejamos de contar cuentos a niñas y niños?

Esta semana cuento en colegios, gracias a que FIRA Educación sigue contando conmigo para esta grata labor. Disfruto muchísimo de las sesiones en colegios porque las condiciones son muy buenas (niños y niñas de la misma edad, número de alumnado adecuado, acompañamiento del profesorado). Pero es que, además, sucede algo que no suele pasar en el resto de sesiones que tengo durante el año, y es que cuento para chicos y chicas de nueve, diez y once años.

También cuento para más pequeños (de cinco, seis, siete y ocho años, pero a estos los suelo encontrar en las sesiones de biblioteca, abiertas al público durante todo el año). El caso es que contar a chavales y chavalas de más edad me permite compartir historias que no se pueden contar a los más pequeños. Además son historias que cuento muy poco porque, a partir de una edad, dejamos de contar cuentos a los niños, una edad que, en mi opinión, es demasiado temprana. Llega un momento en que niños y niñas dejan de acudir a las sesiones públicas porque piensan (¿por qué será?) que los cuentos son cosa de niños pequeños.
Esta semana mismo, en una clase de primero de primaria, me comentaban los chavales, con resignación, que ya no les contaban cuentos en casa. Estamos hablando de niños y niñas de seis años. Figúrate cómo estarán los de diez.
Pero, ¿por qué dejamos de contarles historias? ¿Por qué seguimos pensando que los cuentos son "cosa de niños"? Cosa de niños entendida como algo infantil, simple, sin importancia.
Hay muchas historias olvidadas entre las páginas de los libros que no llegan a sus receptores naturales -las niñas y niños que van creciendo- porque seguimos pensando que los cuentos son para los más pequeños. Creo que es un gran error y que estamos perdiendo una oportunidad excelente de comunicarnos de otra manera con esos chicos y chicas que siguen adelante en el camino del saber, del conocimiento y del crecimiento. No creo que exista una edad a la que uno llega y ya se ha hecho mayor para escuchar cuentos, así, de repente. Los cuentos nos ayudan a asimilar tantas cosas...además de ser un vehículo extraordinario de comunicación entre el adulto y el niño-adolescente.
Sólo tenemos que buscar las historias adecuadas a cada edad, y haberlas... haylas.
Salud y cuentos.

Anterior Siguiente
Cuentacuentos, Cuentos, Infantil, Narración Oral, Opinión

Comentarios (0)

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios. Los comentarios serán revisados antes de su publicación. Tu email sólo será utilizado para informarte del estado de su comentario y no será publicado ni proporcionado a terceros.

Introduce el código de la imagen